18.3.08

LOS PRIMEROS CLÁSICOS DEL ASTILLERO

La fundación de ambos clubes tuvo un origen barrial común, Barcelona nació en una esquina de la Escuela Modelo Nueve de Octubre en 1925, mientras que Emelec en las instalaciones de la Empresa Eléctrica del Ecuador en 1929.

Pese a ese antecedente, la mecha del polvorín de pasión futbolera que ahora identifica al choque entre "canarios" y "millonarios" no estaba encendida en 1943, cuando se midieron por primera ocasión con victoria de Barcelona 4-3, en esos tiempos era un partido cualquiera, común sin atractivo especial. El enfrentamiento tendría que esperar unos años para encenderse. Mientras Barcelona no podía consolidarse como un cuadro competitivo, Emelec se afianzaba como un club poderoso. Luego de varias contiendas candentes que incrementaron la popularidad de Barcelona y Emelec, la afición guayaca empezó a radicalizar su simpatía y antipatía por cada bando. Era ya un partido que generaba pasiones, pero no tenía nombre. En 1948 el duelo fue denominado como hoy se lo conoce, por diario El Universo, así lo reflejó la edición del miércoles 1 de septiembre, día de un cotejo: “Este partido, que es el Clásico del Astillero, será del mismo modo la confrontación de dos de las cartas más bravas del fútbol porteño”. Aquel partido lo ganó Emelec 3-0 a Barcelona.

Imagen del diario que "bautizó" al Clásico del Astillero

Al año siguiente se disputó otro Clásico del Astillero que consolidó la rivalidad entre estos equipos y el comienzo del clásico ecuatoriano. Fue el 12 de mayo de 1949, cuando en el estadio Capwell se enfrentaron en el torneo internacional amistoso, la Copa del Pacífico. El cotejo lo comenzó ganando Barcelona 3-0, luego se fue la luz en el estadio Capwell, y al reanudarse Emelec consiguió empatar 3-3 de manera impresionante.

Pese a que el primer campeonato nacional se disputó en 1957 en el cuál Emelec fue campeón y Barcelona subcampeón, debido a la modalidad de los torneos no se enfrentaban equipos de las mismas asociaciones, por lo que el primer Clásico del Astillero por campeonato nacional fue el 29 de diciembre de 1963, en el que Emelec venció 2-0 a Barcelona.

El primer Clásico del Astillero por Copa Libertadores fue el 12 de febrero de 1967, con goleada 3-0 también a favor de Emelec.